Empalmes de Fibra Óptica

Los Empalmes de Fibra Óptica establecen una unión permanente entre dos segmentos de fibras, se realizan exclusivamente en ubicaciones escondidas donde no se preven mantenimientos a los cables en el futuro.

Los empalmes se utilizan para diversos fines, para restaurar instalaciones en plantas externas, para conectar cables de diferentes tipos, por ejemplo un cable de 48 a 6 cables de 8 fibras, y para conectar las terminaciones de las fibras monomodo a cables conectorizados (pigtails) en cada fibra.

EXISTEN DOS TIPOS DE EMPALMES:

El Empalme por Fusión: Presenta las pérdidas más bajas y la menor reflectancia al mismo tiempo que brinda la unión más fuerte y más confiable, es el método más utilizado para los empalmes de fibra monomodo.

El Empalme Mecánico: Se lleva a cabo con una herramienta que mantiene alineados los extremos de las dos fibras y los une con un gel igualador de índice o pegamento. Su uso más frecuente es para restauraciones temporarias y para empalmes de fibras multimodo.